top of page

Diseño Urbano y Espacios Públicos: la Identidad de la Ciudad

Aranda Aguilar Jorge Andrés; Barroso Cepeda Paola; Ramírez Pister Juan Miguel; Sánchez Esqueda Diana Julia

La identidad de una ciudad se construye por lo que es importante enfocarnos en hacer que nuestro entorno mejore, hay diferentes maneras de hacer que un espacio forme parte importante de una ciudad, dándole servicios, equipando el espacio, planear y conectar de manera correcta, entre otros. Estos puntos quizá pueden generar costos en un inicio o gran parte de la población estará en contra y es por esto por lo que es importante destacar que al generar estos espacios habrá varios beneficios tangibles, como la plusvalía, reducción de impuestos, concesiones, generar empleos, son amigables con el medio ambiente, turismo, seguridad, etc. Este enfoque no es solo una inversión en infraestructura, sino un compromiso con el tejido mismo de la comunidad, construyendo un futuro donde la ciudad no solo sea un lugar, sino una experiencia enriquecedora y plena para cada uno de sus habitantes.

 

En este sentido es cuando nos cuestionamos, ¿Cuál va a ser el legado que le dejaremos a nuestros futuros hijos?, pero creemos que no tenemos que irnos tan adelante. Una pregunta mucho más urgente es: ¿Qué calidad de vida estamos teniendo ahorita? Nuestras calles son lugares de los que no te puedes esconder del sol, en los que es propensa la inseguridad porque las llenamos con bardas inmensas para los fraccionamientos y en las que te tropiezas porque están quebradas las banquetas, pero están así porque ¡así las diseñamos!, ¿Cómo nos atrevemos a quejarnos de que las cosas están mal e inusuales si nosotros mismos somos los que las hicimos de esa manera?

Es entonces cuando la palabra "sustentabilidad" resuena cada vez con más fuerza en nuestro discurso cotidiano, señal de que estamos reconociendo la necesidad de crear un entorno de vida responsable y amigable con el medio ambiente, con otros seres vivos, y, a veces olvidado, también con nosotros mismos.

piscina 2 luminar.png

Hace unos años, "ecológico" era la palabra de moda. Ahora, la sustentabilidad ha tomado el protagonismo, aunque a veces parece que su significado escapa a nuestra comprensión. Ser sustentable no es simplemente hacer lo mejor para el medio ambiente o asumir mayores costos; significa encontrar un equilibrio para que los recursos disponibles no se agoten. La sustentabilidad se basa en tres ejes fundamentales: el medio ambiente, la economía y lo social. Estos tres aspectos están interconectados de manera intrincada. Mejorar las condiciones sociales, por ejemplo, impacta positivamente en lo medioambiental y lo económico, y viceversa. Sin embargo, este equilibrio es a menudo contraintuitivo, como lo ilustra el ejemplo de elegir alimentos más baratos que, a la larga, afectan la salud y el entorno. Es necesario adoptar una perspectiva entrenada para lograr la sustentabilidad. La generosidad, la visión a largo plazo y la consideración de los tres aspectos son clave. Si no mantenemos este equilibrio, corremos el riesgo de desestabilizar en lugar de equilibrar. 

 

A nivel urbano, los parques son elementos clave para lograr la sustentabilidad. A pesar de ser los pulmones verdes de la ciudad y lugares de encuentro inclusivos, su cuidado ha sido descuidado en aras de la economía a corto plazo. Sin embargo, cuentan con numerosos beneficios de integrar los parques en la trama urbana. Los parques son espacios públicos que fomentan un tejido social más fuerte, catalizando relaciones e interacciones. Más que simples áreas verdes, son gimnasios accesibles y entretenimiento saludable para todos. Pero, desafortunadamente, los parques bien concebidos son escasos debido a la priorización de lo barato sobre lo sustentable.

 

La resonancia creciente de "sustentabilidad" en nuestro discurso revela un reconocimiento colectivo de la necesidad de un entorno responsable con el medio ambiente y con nosotros mismos. Este concepto va más allá de modas pasajeras; implica equilibrar medio ambiente, economía y sociedad. En este contexto, los parques urbanos emergen como catalizadores vitales para ciudades sustentables, donde la propuesta de integrar proyectos comerciales y una administración efectiva e involucrada se revela como esencial para su supervivencia. La responsabilidad, lejos de recaer solo en el Estado, se extiende a cada ciudadano, invitándonos a ser arquitectos de parques sostenibles y participar activamente. Abrazar esta responsabilidad compartida nos encamina hacia ciudades donde la sustentabilidad no sea solo un término de moda, sino la esencia de entornos saludables y equitativos para todos.

Ahora bien, si esto lo llevamos a nuestras ciudades, por ejemplo, imaginar nuestra ciudad León, Gto. transformado en un sueño urbano: una ciudad parque donde cada rincón respira la frescura y vitalidad de la naturaleza. Esta visión va más allá de lo visual; se trata de un compromiso profundo con la mejora de nuestra calidad de vida. La conectividad dejaría de ser un problema y se convertiría en una conexión de cada espacio verde, creando una red de encuentros y experiencias que fortalezcan la comunidad.

piscina 3 luminar.png
piscina 1 luminar.png

En este futuro León imaginario, la inseguridad no sería parte de la vida diaria, sino una sensación arraigada en la creación de parques seguros y acogedores para todos. La innovación de crear una ciudad haciendo fusión de lo urbano y lo natural, abriendo puertas a un futuro sostenible. Y la equidad siendo un factor principal, asegurando que cada rincón del parque sea un regalo compartido, accesible para todos. Puede sonar imposible lo antes mencionado, pero es así como grandes ciudades son iconos mundiales que conmueven e inspiran a todo el mundo en generar el mismo impacto.

Consideramos que tenemos que hacer un cambio y tenemos que hacerlo ya. Las ciudades no les pertenecen a sus habitantes, porque no las podemos usar. Tenemos que regresar a los ciudadanos lo que nos pertenece, y no solo por el futuro, sino para tener una mejor calidad de vida ahora. 

Es por eso que en la materia “Taller de diseño del paisaje” decidimos proponer las áreas verdes de un fraccionamiento con el compromiso de crear un espacio donde los usuarios puedan encontrar un refugio en la comunidad, sentirse como en casa y experimentar la calidez de un hogar que abraza a todos los que llegan a sus puertas, en el cual se pueda vivir distintas actividades en pro la convivencia vecinal. 

 

Este proyecto se concibe como un espacio que va más allá de la funcionalidad y el aspecto estético. Se trata de un entorno que promoverá un estilo de vida saludable y activo para sus habitantes, ofreciendo oportunidades para la relajación, la recreación y la interacción social. La elección de una vegetación variada y activa en cada temporada del año no solo proporciona un entorno visualmente atractivo, sino que también crea una conexión más profunda con la naturaleza y fomenta la apreciación de los ciclos naturales. Esto no solo mejora la calidad de vida de los residentes, sino que también contribuye al bienestar emocional y al sentido de pertenencia a la comunidad.

 

Materia: Taller de diseño del paisaje

Docente: MAP. Martha Luz Arias Padilla

Citas bibliográficas 

  • Romahn, L. (2023, 01 de noviembre). Descubriendo la Identidad de la Ciudad: Diseño Urbano y Espacios Público [Conferencia]. Universidad Iberoamericana León, Diálogos de Arquitectura, León, México.

bottom of page